C

REVUELTO DE PATATAS Y PIMIENTOS

Opcionalmente con bacalao migado

 

 

INGREDIENTES PRESENTACIÓN
  • Patatas

  • Huevos de casa

  • Pimiento (verde y rojo)

  • Cebolleta

  • Aceite.

  • Sal

 

Opcionalmente se puede añadir:

  • Bacalao migado

  • Setas

  • Espárragos troceados (de lata o incluso trigueros)

  • Gambas

  • Se puede incluso echar escabeche en vez de bacalao, pero el aspecto del plato es muy diferente y el gusto mucho más fuerte, no obstante es una buena opción. Incluso se pueden echar migas de sardinas o de caballa en lata, por qué no.

    

PREPARACIÓN

     En una ensaladera se cortan las patatas como para tortilla, en rodajas. Se corta la cebolla en trozos pequeños y los pimientos en trozos de unos dos o tres centímetros, como se ve en la imagen. Esos son los ingredientes esenciales junto con el huevo que se añadirá al final. Con eso sólo ya saldría un buen revuelto.

    También se pueden añadir unos trozos de setas, de gambas cocidas o unos espárragos (trigueros o de lata) lo cual todo ello se añadirá al final. Las setas, no obstante, tendrán que estar previamente cocidas o hechas a la plancha. Igualmente las gambas pueden ser congeladas pero en todo caso tienes que estar previamente cocidas.

    Una vez troceados los ingredientes esenciales se sazona de sal y se fríe todo junto como para una tortilla. No conviene dar muchas vueltas a las patatas, de hecho si quedan apelmazadas quedan igualmente bien. Una vez frito todo se saca del sartén y se reserva.

   A continuación se sofríen las gambas con un golpe de calor muy intenso junto con los espárragos y las setas o el bacalao desalado y migado. Una vez salteado todo se vierten las patatas y los pimientos fritos reservados y se echan los huevos sin batir. Nunca batir los huevos. Se deja que se cuajen un poco las claras. Cuando éstas se están empezando a quedar blancas con una espátula de madera se dan unas vueltas a todo, pero se saca el revuelto al medio minuto porque tiene que quedar jugoso. El huevo no debe quedar pasado y seco, esto es fundamental.

    Eso pide, como todo plato bien hecho, un buen vino o incluso una buena cerveza, por qué no, eso lo dejamos al gusto y a las posibilidades de cada cual. Pero sobre todo se hace necesario una buena compañía y una conversación inteligente.

 

Salud y buen apetito.

 

 

<<< // >>>