C

HABAS DE RIÑÓN AL AJO RAJAO

 

 

INGREDIENTES PRESENTACIÓN

 

  • Habas de riñón

  • Sal

  • Ajo

  • Aceite de oliva

  • Pimentón

PREPARACIÓN

    La elección de las habas a priori es siempre aventurada. Deben estar muy blancas. Unas habas demasiado amarillentas significa que no son de la última cosecha sino de años anteriores. No debe haber ninguna manchada y cuanto más grandes son, evidentemente, más vistosas pero no por eso necesariamente mejores. El haba de riñón no es el de la granja asturiana. Las características más importantes son: que tengan un hollejo fino y que no se suelte al cocer y que sean muy cremosas. En cualquier caso, estas dos últimas características sólo las podemos saber a posteriori, nunca antes de cocinarlas.

    El día antes se ponen las habas a remojo, se suele echar un puñado abundante por cada comensal y uno más para la pota. Siempre puede aparecer un nuevo comensal.

    Para cocinarlas se echan en una cazuela adecuada o en una olla rápida. Se cubren da agua y se echa sal. Se cuecen hasta que queden tiernas. Eso dependerá de cómo sea el producto. Una vez cocidas se apartan del fuego y se regula el agua, si es muy abundante se retira un poco de agua de modo que no queden muy caldosas. En una sartén se vierte un poco de aceite y se fríe en él un diente de ajo en rodajas. Cuando esté dorado se retira y se desecha. Y antes de que se enfríe el aceite se echa una cucharilla de pimentón (dulce o picante, al gusto) e inmediatamente se vierte todo a las habas. Se revuelven un poco y ya están listas para ser comidas.

   Como opción se puede añadir también un trozo de chorizo o incluso de tocino magro. En ese caso la cantidad de aceite y de pimentón del refrito ha de ser mucho menor.

    Se pueden acompañar de una ensalada de lechuga, o escarola, tomate, etc. Incluso se pueden mezclar con unas berzas al ajo rajao*. Pero en ese caso la tarde noche hay que pasarla en solitario y en sitio alejado y aireado...

    Es costumbre echar una cucharada de vinagre al plato de habas, da un gusto más intenso.

    Se puede acompañar de un vino blanco o tinto o en su defecto de una cerveza.

<<< // >>>