C

PRUEBAS DE UN TEMPLO ANTERIOR

 

 

   Después de las últimas reformas realizadas en el templo por D. José Centeno, se pudo acceder a la parte posterior del altar mayor por las puertas laterales que hasta entonces estaban impracticables de tanta tierra y maderas que habían caído por detrás del retablo del altar mayor. Desde la puerta de la derecha se aprecia lo que muestra la fotografía más abajo: una antigua bóveda que coronaría el templo pero que tendría apenas la mitad de altura que la actual. Presuponemos que sobre los muros que sostenían esa bóveda levantaron otros más altos que son los que sostienen la bóveda actual. Esto parece una prueba irrefutable de la existencia de otro templo anterior sobre el que se construyó el actual.

    Otra hipótesis que vendría a corroborar esto que decimos, aunque no está exenta de problemas, es la siguiente: a ese antiguo templo se entraría por el arco que todavía se aprecia por fuera a la altura de lo que es actualmente la sacristía, de modo que el templo, además de ser mucho más pequeño, posiblemente estaría orientado también en otra dirección. Pero, insistimos, esto no es más que una mera hipótesis. Una hipótesis problemática porque el estilo de ese arco no parece llevarnos a un templo de una época anterior. En cualquier caso esta hipótesis no desautoriza la primera, porque es evidente que un anterior templo sí hubo, ahora bien, cómo fuese ese templo y qué orientación habría tenido eso, evidentemente, está por determinar.

   Habría que estudiar estos restos en profundidad, entrar por detrás del altar mayor y ver todo con mayor detalle, algo que no hemos podido hacer, pero, en cualquier caso, es muy posible que sea a este primitivo templo al que se refiere el Testamento de Ramiro, el hijo de Alfonso III El Magno, que es la confirmación de la donación que había hecho anteriormente su padre a la Iglesia de Oviedo. En ese testamento de Ramiro se menciona una población denominada "villam de Amor" con su iglesia que está, según el texto, bajo la advocación de San Pedro. ¿Eso quiere decir que ya a principios del siglo X había un templo cristiano en Villademor? El Testamento mencionado lo confirma. Pero es muy difícil decir nada con seguridad de esta época, pues es una época convulsa en la que la reconquista no habría llegado todavía mucho más allá del valle del Duero, quizá hasta Mérida y Oporto, pero no mucho más, con incursiones musulmanas frecuentes no muy lejos de nuestro pueblo (vid. batalla de Polvoraria, librada por el propio Alfonso III el Magno, por poner un ejemplo). Una época preciosa y decisiva para comprender nuestra historia local y que habría que estudiar en profundidad. Pero ¿dónde está el tiempo para hacerlo?

 

 

 

<<< // >>>