C

VILLADEMOR: IMÁGENES DEL PASADO

 

Si alguien quisiera mandarme fotos en donde se vea no sólo a la gente sino la situación del pueblo en el pasado estaría encantado de publicarla en esta web incluido un pequeño comentario. Poned si es posible el año de la foto o, al menos, la fecha aproximada.

 

El maestro D. Laurentino Pepeluis Manolo Jose Antonio Salgado Miguel Ángel Tranche Carlos Yo mismo, Salvador Miguel Ángel, hoy desgraciademente fallecido. Va por ti querido amigo...¡¡¡ Juan Gerardo Juanjo Andrés Maxi Isaac Pedrito Miguel Antonio Carlos José Andrés Serrano José Luis (¿?) Severino. Fallecido Moises Jose

   Comencemos con una foto del apacible y nada revolucionario año 68, creo, quizá 69. ¿Quieres saber quién es quién? Pasa el puntero del ratón por encima de cada uno. Pero si eso no funciona aquí tienes la relación (de arriba abajo y de derecha a izquierda):

D. Laurentino

Andrés, Pepe-Luis, Manolo, Jose Antonio, Salgado¿?, Miguel Ángel Tranche, Salvador

Jose, Severino, Carlos-José, Miguel, Isaac, Andrés, Juanjo, Miguel Ángel Fernández., Juan Carlos

Moisés, José Luis, Antonio, Pedro, Maxi, Gerardo, Juan

   ¿Os acordáis de ese maestro? D. Laurentino, un maestro a la vieja usanza, fue quien nos enseñó a leer. Venía todos los días de Valencia en un motocarro verde y cuando estabas enfermo pasaba por casa a visitarte. ¿Ya no quedan maestros así? De hecho, a veces, tengo la sensación de que ya no quedan maestros. ¿Os acordáis...? todos los días comenzaba la jornada escribiendo en la pizarra una máxima moral con esa letra con la que después nos ponía problemas de huevos y gallinas (como el que está escrito en la pizarra) que nos parecían difíciles de resolver. Recuerdo también una vez que nos visitó una inspectora de educación, vestía de negro, como toda bruja que se precie, y nos pasó revista a todos preguntándonos algunas cosas que debíamos saber. Yo no entendía muy bien por qué aquel día D. Laurentino estaba transformado y nos chivaba las respuestas si dudábamos.

    Todos con el mismo corte de pelo, el de José María, el peluquero de todos y de siempre, no había otro. Deberíamos hacerle un homenaje por ser el uniformador de la moda juvenil. Ahora para lograr eso tienen que hacer una publicidad carísima y aun así no logran que todos los jóvenes vistan igual, en Villademor un solo hombre sin publicidad lo lograba.

   ¿Alguien se acuerda qué cuadros regían el frontispicio de la escuela y que en la foto no se puede saber cuáles son? Uno está claro que es el de Franco, ¿y el otro? ¿Quiero recordar que era el de la Inmaculada? Con tales ejemplos, ¿cómo no íbamos a salir demócratas y ateos?

Elena Mª Celina Veni Rosamari Mari Carmen Mª Candelas Mari Tere Urbana Rosalía Angelines Sarito Milagros Sarito Luci Piedad Merce Rosamari Crucina Rosamari La maestra: Dª Delia Mª Eugenia

Escuela de niñas del curso 1968-1969. ¿Quieres saber quién es quién? Pasa el puntero del ratón por encima de cada una pero como ese recurso no funciona en todos los ordenadores aquí tienes la relación (de arriba abajo y de derecha a izquierda):

 

Veny, Rosa-María, Mª del Carmen, Candelas, Mª Teresa, (La maestra: Dª. Delia), Urbana.

Piedad, Mª Eugenia, Sarito, Milagros, Sarito, Angelines, Rosalía

Mª Celina, Rosa-María, Lucía, Elena, Crucina, Merce, Rosa-María.

Calle el Arrabal en torno a 1967

Año 66 o 67. Los americanos montados ya en el Apolo XII y nosotros... Fijémonos en los carros de detrás, están preparados con los armijos y las mallas para acarrear la mies, ¿alguien se acuerda de qué era eso? Parece que eso suena a los trabajos agrícolas de la Edad Media. Y así es. Las calles de tierra y empedradas las aceras, el transporte más veloz... la bicicleta, el sombrero más eficaz... la boina, aquella de la que decía Gila que tenía capacidad para predecir el tiempo, de tal modo que si el pitorro se mojaba era que llovía.

También en torno a 1967 aproximadamente

He aquí los tiempos del Simca 1000 y la mejor pandilla del Arrabal: de izquierda a derecha: Elena, mi hermana, Inés Cabañeros, Margarita Morillo y yo mismo. Calculo que fue en el año 67 aproximadamente.

¿Os habéis fijado en las casas y en sus tejados? Parece que se están hundiendo, pero resistieron, no se cayeron porque estamos vivos. Y, además, según parece, estábamos bien alimentados, a pesar de que todos los días, digo bien, todos los días, excepto los domingos, comíamos cocido de garbanzos a medio día.

Arrabal en 1980 El Arrabal en 1980. Todavía sin asfaltar. Pero ya habían cambiado muchas casas, ya había alumbrado público, ya había aceras y era la época en la que durante el verano todavía se llenaba el pueblo de asturianos. Y asturianas, que era lo importante.

Plaza en 1980  

   He aquí como estaba la plaza en 1980. Fijémonos en varias cosas. En primer lugar, la plaza estaba diáfana, parecía, por eso, mucho mayor. En medio no se encontraba nada más que la Mona que aquí en esta foto no se ve por quedar más a la derecha. Incluso recuerdo que, en los años sesenta, cerca de la Mona había también un par de acacias. Y todos los días, cuando salíamos al recreo los chicos, como las escuelas no tenían retrete..., sí, sí, digo bien, no tenían retrete, salíamos a mear todos juntos a las acacias. Es evidente que con tales riegos diarios no tardaron en secarse.

    Así pues, en esa plaza de tierra jugábamos al balón y con los cantos o morrillos que encontrábamos señalábamos las porterías. También jugábamos a otros juegos infantiles, como el marro, el fido o las valijas. Juegos hoy ya olvidados y perdidos.

    No hay que pasar por alto tampoco el gran tilo, hoy desgraciadamente desaparecido y no sustituido, que se encontraba delante de los soportales de la iglesia. También delante de ellos había unas cinco acacias. Y en una de ellas, la más cercana a la entrada, se colocaban los anuncios de la gente particular clavados con "saetines" (unos clavos propios de zapatero quizá pero que ahora ya no se usan). Era el tablón de anuncios del pueblo en general, era el "internet" o el "facebook" de entonces.

   Si nos fijamos, debajo de los campanarios se conservaba todavía el patibulum (travesaño) de madera de lo que antaño había sido una cruz completa y muy grande

    Fijémonos también en la torre, en la veleta y en el chapitel piramidal revestido de cerámica de colores, todo el conjunto estaba bastante deteriorado. En el chapitel habían caído varios rayos. Pero, en cualquier caso, la parte inferior de ese chapitel era, sin lugar a dudas, más proporcionada, más ceñida y estrecha de lo que es ahora. Eso hacía a la torre más esbelta y estilosa que ahora, ahora el chapitel es mucho más ancho y eso hace a la torre más basta y con un aspecto de robustez y rusticidad que antes no tenía.

 

In memoriam

   Recuerdo que cuando yo tenía no más de diez o doce años un gran amigo y tocayo mío, Salvador, al que todos apodábamos "El Gallego", hoy desgraciadamente fallecido, subió a la torre y salió por uno de los campanarios inferiores y agarrándose de las juntas de los ladrillos y pisando por el bordillo que sobresale por debajo de los campanarios, bordeó por el exterior toda la torre alrededor y volvió a entrar por el mismo campanario. A mi eso me pareció, y me sigue pareciendo, toda una hazaña. ¡Vaya esto en su memoria!

1979 1980 1980 1981 actualidad 2009

Villademor desde la torre en 1979 Villademor desde la torre en 1979. ¿Qué año? Fue el año que triunfó Adolfo Suárez en las elecciones... ya es historia. Año que sigue ganando la liga el Madrid y en el que escuchábamos en los radiocasetes de la época grupos como ABBA, Pink Floid o Triana. Veíamos en Televisión Dallas, Raíces, Con ocho basta y Los Roper. Algunos ya figurábamos en las listas electorales y votamos por primera vez. Pensábamos, ilusos, que la democracia cambiaría el pueblo, todos los pueblos y, por ende, España entera. No sabíamos que la democracia, ésta al menos, está íntimamente ligada al capitalismo, y que éste, ya lo dijo K. Marx, tiene sus ciclos.¡¡¡Y qué ciclos!!!
Jose Yo mismo, Salvador Antonio Miguel Ángel,... simpre con nosotros en el recuerdo. Isaac Mis amigos, que lo serán siempre      ¿Quién, de aquellos años, no tiene una foto con sus amigos en la mona? He aquí los cinco magníficos. Ahora todos lejos de todos pero no por eso "distanciados".

    Miguel Ángel siempre con nosotros en el recuerdo.

Dándole al mostasí ¿Quién no ha hecho alguna barbaridad en las bodegas? Aquí los amigos bebiendo MOSTASÍ, ahí es nada. Lo del embudo es una simple metáfora.
 Regando habas (redondilla) la que todo el mundo sembraba pero nadie comía (1980). Regando alfalfa (1983) La actividad más descansada de los veranos, todavía recuerdo leer a Cervantes o incluso a Platón entre tanda y tanda. En cambio, las diez horas de andamio no sólo no te permitían descansar, sino que cuando llegabas a casa tampoco podías leer, el cansancio era brutal, incuso a veces, después del andamio había que ir a regar, a quitar broza, a limpiar la cuadra de los gochos, al molino... mil cosas. Pensar que los chicos de ahora se quejan porque tienen que estudiar y eso les quita tiempo para jugar a la PlayStation.

         

   Fue una excursión en bicicleta hasta La Bañeza, no había otro objetivo que pedalear y hacernos una foto por todos los pueblos que pasásemos. Una anécdota, cuando llegamos a Santa María entramos en un bar y uno de nosotros pregunta al camarero, ¿cuánto dinero vale un café?, y el camarero contesta... tanto. ¿Y el azucarillo?, preguntamos de nuevo. No, contesta el camarero, el azucarillo es gratis. Pues entonces, si los azucarillos son gratis dénos azucarillos para todos. Y, contrariamente a lo que pudiera esperarse, el camarero aceptó darnos unos cuantos azucarillos gratis para cada uno añadiendo el consejo de que eran buenos para no tener agujetas al día siguiente.
 

Narciso Manolo Salvador, "el Gallego". Con nosotros en el recuerdo. Yo mismo, Salvador Centeno Juanín Julián Cecilia Gerardo Conchita Nano, fallecido Elena, que está en la foto pero no es "Quinta" Pepe-Luis Rocío

He aquí los quintos de 1979. Las botas no estaban llenas de vino, sino de licor. Así salían los "cuetes" después. Al final, por la noche a merendar a la bodega.
Comida campestre en la era de Odón. Repárese en la hogaza de pan tan lustrosa. En realidad era lo que había. Para acompañar un par de chorizos, un poco de vino y se acabó, nada más. (Foto cedida por Luis Mateos Iglesias)
Mujeres en el Caño. Adviértase cómo visten todas. ¿Es la moda juvenil de entonces? Se supone que la foto data de hacia los años 40 aproximadamente. (Foto cedida por Luis Mateos Iglesias)

<<< // >>>