C

VILLADEMOR: LA DANZA TRADICIONAL

 

 

    Se ha perdido completamente la danza tradicional de Villademor y seguramente para siempre. No así en pueblos limítrofes como por ejemplo en Laguna de Negrillos, cuyo traje tradicional no difiere mucho del nuestro y la forma coreográfica del baile tampoco. Los danzantes en Villademor son sólo masculinos, no conozco que danzasen mujeres.

    El traje se compone de: pantalón blanco recto hasta los pies, camisa blanca, falda también blanca con puntilla y almidonada para que quede hueca y no se pegue al cuerpo. No había chaleco ni chaqueta. Fajín de diversos colores, generalmente verde, rojo, etc., con cerras* que bajan por un lado hasta media pierna. En los dos brazos una lazada y los extremos pingando hacia el codo. Y por detrás otra lazada en medio de la espalda. Los lazos de los brazos del mismo color y el de la espalda de otro color diferente. No llevaban ni gorro ni sombrero. El calzado era zapato negro. Llevaban una banda del hombro a la cintura, roja o verde, como los colores de la bandera. Llevaban castañuelas con lazos rojos. Los danzantes eran ocho. El típico baile era el baile de los palos.

     Cabe destacar a los que llamaban Birrias, que solían ser dos. Éstos no danzaban en realidad y si lo hacían lo hacían desordenadamente y a lo tonto. Los birrias se vestían de forma diferente. Generalmente con un mono de tela de saco jaspeado de color canela claro y con algún colorajo (manchas) sobrepintado. Llevaban rabo y un vergajo, un meano * (pene)  de buey, que utilizaban para dar a aquellos que estorbaban y poder así separar a la gente y poder hacer corro al rededor de los danzantes. Su golpe era relativamente doloroso. Los birrias iban primero al alcalde para pedir permiso para organizar la danza y también dinero para organizar la fiesta. Dirigían a los danzantes y decidían dónde se danzaba. Sacaban el gorro al final para recaudar dinero para hacer una fiesta particular, una merienda para los propios danzantes los cuales invitaban a sus amigos. En cierto modo se podría decir que representaban las fuerzas del mal, pues parece que pretendían imitar al demonio. Llevaban máscara sujeta con una goma por detrás que les permitía subir la máscara por encima de la cara pero generalmente cuando daban con el vergajo la tenían puesta. La máscara era de cartón de un color verde oscuro y tenían unos ojos pintados grandes. Aunque tenían algunos rasgos que imitaban la cara del demonio, sin embargo no llevaban cuernos. Los danzantes, de blanco, representan sin duda el bien o la pureza, frente al birria, que representa seguramente el mal y el desenfreno.

    La última danza que hubo fue el día de la Piedad del año 1950. No hubo nunca ninguna otra. Se conocía con el nombre de La Danza, sin más. Se hacía siempre por la Piedad, San Antonio o el Señor.  Sólo había dos tipos de baile: la danza de los palos y la baila, este último sólo era con las castañuelas.

 

Nos gustaría que alguien nos aportase más datos sobre nuestra danza tradicional y, sobre todo, más fotos.

<<< // >>>