C

VILLADEMOR: GENTES E IDIOSINCRASIA

 

 

Villademor, pueblo de tierra. Visto desde las colinas de las bodegas

 
 

 

GENTILICIO: ¿Cómo llamar a los naturales de Villademor? "Villamorenses" parecería que es el gentilicio más adecuado y quizá el más generalizado si descartamos el de "villamorejos" que parece tener un carácter más bien burlón o incluso despectivo en cuanto que es utilizado por los pueblos vecinos, sobre todo por los de Toral. A la vez, evidentemente, nosotros también llamamos a los de Toral: "toralejos".

Sin embargo, ni uno ni otro parecen los gentilicios más apropiados. Uno porque, como dijimos, es despectivo y se usa también como insulto o al menos de forma jocosa, y el otro porque ya está ocupado y sería más apropiado para otros pueblos. Villamorenses son los de Villamor de los escuderos, o los de Villamor de cadozos, o los de Villamor de la Ladre, pueblos todos ellos de la provincia de Zamora. O también villamorenses podrían ser los de Villamor de Órbigo (León), etc. Por eso proponemos el de VILLADEMORENSES que aunque sea más largo parecería más correcto o mejor construido.

 

 

 

IDIOSINCRASIA: Son los villademorenses gente singular, sin duda, y aunque a veces su carácter, sobre todo al principio del trato, se muestra recio, adusto o incluso poco sociable, sin embargo, cuando el trato viene de lejos no podemos decir que sea menos afable. Además, el natural de Villademor, como toda la gente de la comarca, tiene una especial presencia de ánimo en las grandes adversidades. Y muchas son, sin duda, las adversidades que a lo largo de su historia han tenido que pasar. Prueba de ello es uno de los sobrenombres con los que se nos conoce a los de este pueblo: "los tiñosos". Villademor fue el pueblo de la tiña. No cabe duda que esto se debe a que antaño, no sé cuándo, esta villa sufrió alguna epidemia de tiña. La tiña es una afección de la piel, un hongo, que viene asociada a la falta de cuidados y que es contagiosa. Es señal ésta de que el pueblo pasó por algún episodio de miseria y falta de higiene, quizá hambre, debido, sin suda, a la penuria económica. Pero no ha quedado en los que de allí somos naturales ningún rastro traumático de aquellas penalidades pasadas, o, quizá, lo que quedó fue todo lo contrario, el afán de superación que le infundió un carácter más combativo y tenaz a la vez que festivo y alegre. De hecho en esto de las fiestas es, sin duda, uno de los pueblos que más fiestas tiene en la comarca, o tenía, porque lo que no doblegó el franquismo lo logró la democracia. Digo esto porque de un tiempo a esta parte las fiestas de la Piedad y San Antonio, se han tenido que pasar al fin de semana para no estrangular el calendario laboral, pero aún así se celebran lo mismo. Véase las fiestas. Es curioso, cómo en esto de la celebración de las fiestas también se hace notar el carácter de los villademorenses porque siempre recuerdo que durante la dictadura, que a mí me toco vivir algunos años, no se celebraba la fiesta del 18 de julio, una fiesta que tuvo carácter nacional hasta 1977. No sé si fue una práctica que se hiciese desde principio de la dictadura o sólo se hizo en los años sesenta y setenta, que son los años que a mí me tocó vivir en Villademor, pero lo cierto es que no se celebraba. Y, ¿por qué? No lo sé, pero siempre me llamó la atención. Es más, resulta paradójico, a mi modo de ver, que un pueblo tan conservador en todo, sin embargo, en eso pareciese tan contestatario, aunque, a decir verdad, no estoy seguro de que eso se hiciese por parecer más inconformista que trabajador.

En cualquier caso, si nos atenemos a esa difícil y casi siempre poco fundamentada disciplina que se llama "psicología de los pueblos" yo diría que en general el villademorense es, sobre todo, un hombre tradicional, poco curioso intelectualmente y poco dado a las innovaciones. Parsimonioso y casi flemático, tranquilo y sosegado, conformista y paciente, sufrido muchas veces, resignado casi siempre, poco expresivo, sobre todo por lo que refiere a sus sentimientos. No se significa ideológicamente la mayor parte de las veces pero sus inclinaciones políticas son más bien pragmáticas aunque escoradas siempre al conservadurismo. A la vez es muy dado a la autocrítica hasta el punto de que en ocasiones resulta paralizadora o incluso asfixiante. Todo ello le inclina en muchos casos a un cierto pesimismo no exento de estoicismo. Es una persona desde el punto de vista religioso generalmente creyente pero no por eso excesivamente beata ni tampoco cándida en sus creencias siempre imbuidas éstas en un halo metafísico. ¿Cómo si no podría entenderse su fiesta principal?

A decir verdad las nuevas generaciones están sin duda rompiendo esa uniformidad que se venía dando en el carácter de nuestros antepasados. La globalización, o algo más simple, la televisión está uniformándolo todo: costumbres, comida, habla, creencias, y, por supuesto, también el carácter particular. En cualquier caso decir cómo fue y cómo es el villademorense es ciertamente muy difícil por no decir imposible. Por eso yo diría que nadie podría sentirse identificado con estas características que he resaltado, no obstante, sí que en todas las gentes autóctonas se puede notar como un cierto aire de familia que las identifica, de tal modo que allí donde estén, aunque no se sepa muy bien por qué, se las puede caracterizar como naturales de un pueblo tan singular.

 

 

PAISAJE Y PAISANAJE

 

     La mayoría de las fotos de esta galería de imágenes no están tomadas por mí. La mayoría están sacadas de internet, más concretamente de Facebook. En realidad, después de tiempo, por eso no sé de quién son. Pero mi intención no es apropiarme de ellas sino simplemente darlas a conocer sin modificaciones, lo mismo que hicieron sus autores cuando las "colgaron" en la red. No obstante, quiero destacar dos autores que son los que más y mejores fotografías han aportado a esta galería: José Ámez y Alejandro Fernández Cabañeros (también aquí), con los cuales, sin duda, estoy en deuda. Con todo y con eso, si alguna de las personas que aquí aparecen o si alguno de sus autores quisiera que retirase alguna de sus fotografías sólo tendría que decírmelo.

     

 

 

<<< // >>>